A la antigua usanza

Buenos días!!

Coged el carrito de la compra que nos vamos al mercado!!

Recuerdo cuando iba con mi abuela y el carrito de la compra al mercado municipal “Rojas Clemente” o al “Mercado Central” de Valencia. Qué bien lo pasábamos!

Entrábamos por la puerta del Mercado Rojas Clemente y ya todo el mundo nos conocía, nos atendían con sus mejores sonrisas, ya sabían cuál era el género que nos gustaba y cómo lo queríamos. Tenías un trato personalizado exquisito. Arturo, el de la charcutería, con sus jamones colgando del puestecito que me llamaban su atención y siempre me daba una cortadita de jamón mientras pacientemente esperábamos nuestro turno; Ana y Siro con su fruta y verdura perfectamente colocada y su amabilidad; Viki, en su pescadería con los mejores pescados y los salmonetes que me compraba mi abuela, escogidos pequeñitos y bien limpios como nosotras queríamos; Gregorio, el carnicero, poniéndonos su mejor carne “para que a su nieta no se le haga bola”…

Hoy en día la gente está perdiendo esas costumbres, prefieren las grandes superficies, dónde se respira frialdad, te escoges tú el género, te atienden siendo “un número más” al son de “el 22?”.

Esa tradición yo nunca la he perdido ni quiero que se pierda, continué yendo con mi madre a comprar a los mismos puestecitos y actualmente vamos madre, hija y nieta tan contentas a comprar juntas, nos encanta! La carne de aqui, el pescado de allá, la fruta de temporada… que lujo!

Qué mayor estás! Cómo has crecido! Cuando venías con tu abuela lo pequeña que eras, cómo pasa el tiempo!Enhorabuena por tu embarazo! Cómo te encuentras?

Frases que te hacen pasar una buena mañana, te sientes como en casa, da gusto que te conozcan, que los conozcas.

No sólo es ir de puesto en puesto, cabizbajo, malhumorado porque hay que hacer la compra, esperando que suene el “bip” para levantar la mirada del suelo y decir lo que quieres comprar, hacer otra cola para que te cobren, en fila, separados por carros y “bip”, “pase por la caja 12″… click, click, click… 37,50€ que les da igual si llevas sandias o melones, si llevas tiempo sin ir a comprar, si has crecido o menguado jaja… es disfrutar de hacer la compra.

El Mercado Central es otro lujazo, en este caso mis visitas no son casi diarias pero si que nos gusta ir en familia a ver y comprar en los puestecitos tan llamativos y con esa cantidad de género, me lo llevaría todo!! En este mercado la concurrencia de gente hace que a veces sea difícil deambular pos sus pasillos, sobretodo en fechas señaladas. Pero si te apetece, pásate por él, mira cada puestecito, compra, disfruta eligiendo lo que te ha llamado la atención, levanta la vista y observa sus vidrieras con la luz entrando a través de ellas, y su cúpula central, que maravilla de mercado!!

Animo a todo el que me está leyendo a ir a los mercados municipales y tiendas de barrio, que los precios no son tan elevados como creemos, que la calidad es notable y lo que más, la atención personalizada!!

En mi caso, Gracias a los comerciantes de Rojas Clemente por su trato !!! Nos vemos con la 4a generación ya correteando por los pasillos y señalando con el dedo.

Foto 7-8-17 1 12 04
Viki, pescadería mercado Rojas Clemente.

Nosotras seguiremos como antaño… A LA ANTIGUA USANZA

2 comentarios sobre “A la antigua usanza

Responder a Majo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s